EL HOGAR SACERDOTAL

“También nosotros  curas, estamos bañando en la  cultura subjetivista de hoy en día. Aquella cultura que exalta el “ego” hasta la idolatría. Por culpa de un individualismo pastoral, demasiado desarrollado en nuestros diócesis. Es por eso que tenemos que responder a eso, favoreciendo las fraternidades.”

Papa Francisco

EL HOGAR SACERDOTAL

Construido ahí mismo donde el Papa San Juan Pablo II celebro la misa en 1986, la residencia sacerdotal internacional es un hogar de acogida al servicio de la misión sacerdotal. Dirigido por padres, consagrados o laicos de la SJMV, esta abierto a todos los curas. Cada una tiene que sentirse como en su casa, con una atmosfera de oración simple y entrañable, así como el santo cura de Ars recibía a sus compañeros. Pensado  también como un lugar de peregrinaje, organizan también retiros espirituales y sesiones. La residencia acoge también curas y o seminaristas deseosos de vivir solos o en grupo, un tiempo de retiro y de revitalización.

Lugar de acogida

a la imagen del trato

del cura de Ars tenia

con sus compañeros

EL HOGAR SACERDOTAL

Construido ahí mismo donde el Papa San Juan Pablo II celebro la misa en 1986, la residencia sacerdotal internacional es un hogar de acogida al servicio de la misión sacerdotal. Dirigido por padres, consagrados o laicos de la SJMV, esta abierto a todos los curas. Cada una tiene que sentirse como en su casa, con una atmosfera de oración simple y entrañable, así como el santo cura de Ars recibía a sus compañeros. Pensado  también como un lugar de peregrinaje, organizan también retiros espirituales y sesiones. La residencia acoge también curas y o seminaristas deseosos de vivir solos o en grupo, un tiempo de retiro y de revitalización.

CONTÁCTENOS

CONTÁCTENOS

Elisabeth Saléon-Terras

fsacerdotal.ars@wanadoo.fr

Tel +33 (0)4 74 08 19 00

FORMULARIO DE CONTACTO

FORMULARIO DE CONTACTO

14 + 14 =

ACTUALIDAD DE LA SJMV

ACTUALIDAD DE LA SJMV

UN INTERCESOR  PRIVILEGIADO

Durante su época, muchas personas se precipitaban a Ars, para conocer a San Jean-Marie Vianney. Buscaban un consejo, una oración o fortalecer su fe. Hoy en día El cura de Ars atrae a mucha gente bautizada o curas mismos. Por su vida simple pero llena de fe, habla a los contemporáneos y nos recuerda a cada uno, la realidad fundamental de nuestras vidas. “Dios está presente”. Convencidos de la poderosa intercesión, nuestra sociedad se da la vuelta hacia él, para rogarle, que nosotros, curas, estemos cada vez más ajustados a la gracia recibida por  nuestra ordinación, en nuestro ministerio.